Los Cinco Elementos

Los Cinco ElementosLa Medicina Tradicional China contempla al ser humano no sólo como algo íntimamente relacionado con la naturaleza (de hecho es sobre todo naturaleza) sino que piensa que más bien es un reflejo de la misma. Así, muchos textos chinos antiguos describen el cuerpo humano y su fisiología como si fuera un paisaje natural, con sus ríos, pantanos, montañas y bosques.

Por ejemplo, los Meridianos de acupuntura son descritos como ríos cuyo nacimiento se encuentran en los dedos de las manos y de los pies (puntos Ting o “pozo”). Según los meridianos avanzan y profundizan en el cuerpo, se van haciendo más caudalosos (como los ríos) y sus puntos reciben nombres como “arroyo”, “río” o “mar”.

Así, los elementos que los orientales percibían en la naturaleza, pronto fueron asimilados a ciertas partes y funciones corporales, que además estaban íntimamente relacionados con los ciclos naturales. Por ejemplo, el viento (elemento madera) se asociaba al hígado y a la primavera; el fuego se asociaba al corazón y al verano; la tierra al bazo y al estío (el final del verano y en general de todas las estaciones); el metal al pulmón y al otoño y por último el agua al riñón y al invierno.

De esta forma el cuerpo humano no sólo está en íntima relación con toda la naturaleza, sino que es un reflejo de la misma. Comprendiendo el funcionamiento de la naturaleza, podemos comprender mejor el funcionamiento de nuestro organismo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *