La Acupuntura

Acupuntura

¿Qué es la Acupuntura?

El término «acupuntura» describe una rama de la Medicina Tradicional China. Agrupa un conjunto de procedimientos que implican la estimulación de ciertos puntos energéticos ubicados a lo largo del cuerpo, utilizando para ello diferentes técnicas. Normalmente se insertan finas agujas en la piel (del grosor de un cabello humano), en determinados puntos estratégicos. El objetivo es equilibrar energéticamente el organismo y así ayudar a aliviar una amplia gama de patologías.

La acupuntura ha sido practicada en China y otros países asiáticos durante miles de años. Hoy en día es una terapia muy conocida también en el mundo occidental. Millones de personas en occidente recurren a la acupuntura como una terapia eficaz, para aliviar distintas afecciones y mejorar su calidad de vida.

¿Qué beneficios aporta?

Según algunos estudios realizados, la acupuntura es muy efectiva en el tratamiento de muchos tipos de dolor, como por ejemplo:

  • Dolores músculo-articulares, agudos y crónicos.
  • Contracturas musculares.
  • Osteoartritis de diversos tipos.
  • Dolores de cabeza y migrañas.
  • Fibromialgia.
  • etc.

También aporta buenos resultados en otro tipo de patologías, como:

  • Afecciones respiratorias.
  • Alergias.
  • Desórdenes digestivos.
  • Estrés crónico y depresión.
  • etc.

Para acabar, en los últimos años la acupuntura ha sido ampliamente utilizada con buenos resultados en el ámbito de la estética, utilizándose para:

  • Dietas de adelgazamiento.
  • Lifting facial.
  • etc.

¿Cómo funciona?

La acupuntura trabaja a través de dos mecanismos: el fisiológico y el energético. El primero funciona a través de la liberación por parte de nuestro organismo de ciertas sustancias antiinflamatorias, produciendo un efecto analgésico, miorrelajante y una acción moduladora sobre los sistemas inmunológico, endocrino y de las emociones. El segundo, el mecanismo energético, es quizás el más conocido. Trabaja en base al equilibrio de los canales o meridianos a través de los cuales circula la energía por todo el cuerpo. Estos canales energéticos se equilibran a través de ciertos puntos situados principalmente en las extremidades (brazos y piernas), que “modulan” el flujo energético de los mismos y ayudan a que recuperen su armonía.

Por tanto, la acupuntura tiene muchos y buenos efectos sobre nuestra salud a todos los niveles, siendo adecuada para todos, incluso para los niños.

Por último, es importante señalar que, en muchos casos, sólo el uso de la acupuntura no es suficiente para resolver los problemas. En las enfermedades más graves, la técnica debe ser utilizada como un complemento terapéutico al tratamiento convencional, que siempre debe ser prescrito por el médico.

Los comentarios están cerrados.